Cerco a las carreras ilegales de coches

carreras ilegales de coches en España

Nuestro país vive constantes carreras ilegales de coches organizadas por jóvenes, no tan jóvenes, ricos y no tan ricos y la Policía Local trata de impedir que se repitan actos como los de esta semana en Málaga por ejemplo, donde en un polígono de la provincia cerca de medio millar de personas se congregaron para presenciar dicha carrera ilegal. No es la única provincia de España donde se producen estas carreras ilegales de coches, tenemos ejemplo de esta práctica en casi todas, Burgos, La Rioja, Navarra o Salamanca entre otras.

Por su parte, el Ayuntamiento de Salamanca declaró la guerra a esta práctica ilegal realizando controles especiales para evitar las competiciones ilegales de coches. En una semana sancionaron a veintiún conductores aunque ninguno por participación en carreras ilegales. Las sanciones son de lo más variopintas y es que en las carreras ilegales se saltan las normas por doquier, conducción temeraria, ruidos, pasar semáforos en rojo, no llevar el cinturón de seguridad, carecer de permiso de conducir, no pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y incluso consumo de estupefacientes.

En algunos puntos de Navarra, el exceso de velocidad es constante y se ha tomado la decisión de instalar radares móviles para controlar esta velocidad ya que los vecinos apenas cuentan con arcenes y así se evitará los riesgos para los ciudadanos.  En otro lugares de nuestra geografía como Burgo por ejemplo saltó la noticia de macrocontroles contra las carreras ilegales de coches en la que cientos de personas acuden para ver a los BMW, Audi, Volkswagen y coches gama media,  que después quedan para realizar carreras y ver la potencia de los coches en acción.

La policía denunció a dos de los más de 200 participantes de otra carrera ilegal en Logrono por establecer una competición de velocidad en la vía pública o de uso público sin estar debidamente acotada la misma por la autoridad competente (artículo 55.2 del Reglamento General de Circulación), siendo otro 42 conductores denunciados por estacionamiento indebido.

Pero volviendo a la noticia con la que abríamos, en Málaga han sorprendido a centenares de personas apostados a ambos lados de la carretera (como si una película de acción se tratase) para ver como los coches compiten a alta velocidad entre ellos. En un día se ha contabilizado cerca de 300 vehículos así como medio millar de personas. Una llamada de un vecino alertó a la policía local, quien entrando en el lugar de paisano observaron todo lo que allí ocurría.